Financiación de proyectos humanitarios

financiar proyecto humanitario
ONGs y asociaciones no gubernamentales se enfrentan a enormes problemas de logística, cuando se trata de establecer proyectos humanitarios en países en los que existen conflictos armados o desastres naturales. Pero uno de los escollos que toda organización sin fines de lucro, debe superar, y que empieza en su propio terreno, es la de conseguir la financiación suficiente para cubrir los gastos de sus proyectos solidarios. Y es ahí donde vamos a centrar este artículo:

Financiación externa

Un proyecto humanitario que tenga como fin, mejorar la vida de los demás y ofrecerles nuevas oportunidades de desarrollo, debe sostenerse mediante presupuestos sólidos, que puedan sostener la financiación necesaria durante todo el periodo de tiempo que se haya establecido en el plan general de ayuda. Siempre buscando, que los beneficiados por las actuaciones de las ONGs u asociaciones, no se vean afectados por un corte súbito de los servicios, debido a la falta de dinero.

Para financiarse, se puede recurrir a dos sistemas principalmente:

La financiación bancaria: que permite financiar el 100% del proyecto. Y en este mercado, podemos acceder a distintas fórmulas, todas ellas con un coste en intereses y gastos de gestión: es posible solicitar un crédito hipotecario sostenido mediante las propiedades de la asociación, abrir una línea de crédito o pedir un préstamo personal que nos provea de fondos a suficientes.

El financiamiento privado: nos permite obtener los fondos de una manera más solidaría y barata. Ya que en muchas ocasiones podemos obtener un préstamo gratis, sin la necesidad de tener que devolverlo. O un préstamo que podamos reintegrar, en un plazo cómodo y al 0% de interés. Para acceder a estos préstamos, puedes dar a conocer tu proyecto en fundaciones privadas con fines humanitarios, servicios de crowdfunding, y a las personas que estén en disposición de hacer este tipo de donaciones.

Financiación propia

Aunque la mayor parte de la acción humanitaria y social, se financia a través de las subvenciones públicas (61%). Hay un pequeño porcentaje (15%) que consiguen salir adelante gracias a un financiamiento interno o propio[1].

La crisis financiera mundial, ha convertido en real lo que muchos se temían. Las administraciones y empresas, que antes derivaban parte de sus presupuestos a financiar acciones sociales, han reducido sus partidas presupuestarias, lo que ha provocado un descenso de recursos en la caja de las fundaciones y una merma de sus opciones de acción.

Aunque las entidades de mayor tamaño, han conseguido capear el temporal y mantener todos sus proyectos. Lo cierto es que entidades más pequeñas, se enfrentan a diario a problemas relacionados con la liquidez, algo que les ha empujado a solicitar líneas de crédito y préstamos o créditos personales.

Hay también un 12% de fundaciones y organizaciones, que utilizan su patrimonio inmobiliario como un recurso de financiación primario, convirtiéndose en una de sus principales partidas de activos.

La clave ha de ser la financiación propia
Estos años de crisis han dado diversas y valiosas lecciones, y una de ellas ha sido la necesidad de encontrar diversas fuentes de ingresos, que eviten ser dependientes de una sola administración local, o la propia dependencia de terceros, sobre los que no se tiene control alguno. Han de potenciarse por lo tanto, aquellas fuentes de financiación que actualmente están funcionando, pero a las que no se les ha prestado el suficiente interés.

Obtener los recursos
Para obtener el financiamiento de un proyecto humanitario, no bastan solo las buenas intenciones. Ya que todo plan debe basarse en un concienzudo y detallado plan de negocios, disponer del acceso a materias primas en el terreno, tener acceso a los profesionales y contratistas, además de poder demostrar que nuestro proyecto de desarrollo cumple con el objetivo de cubrir una necesidad humanitaria.

Un economista, o un abogado, es quien puede ofrecerte el mejor asesoramiento a la hora de indicarte el camino que debes tomar.

Si quieres conseguir fondos para sufragar los gastos de tu proyecto, puedes encontrar más información sobre Organismos Mundiales de Préstamos en esta dirección.

Préstamos personales online
Préstamos para el desarrollo

[1] Datos extraídos del “Anuario del Tercer Sector de Acción Social en España” de 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *